Resulta terrible asistir a una cena,  en la que se va a dar especial importancia a la gastronomía, y que nos toque alguien cerca con exceso de perfume o colonia.

En ningún caso es correcto imponer en un evento social nuestra fragancia preferida, por muy cara y fantástica que sea,  pero menos aún cuando se trata de una cita gastronómica.

El exceso de perfume o colonia de un comensal alterará siempre la percepción de los aromas y sabores tanto del vino como de la comida. Lo mismo que ocurre con el humo del tabaco, las velas de olor o las flores de perfumes intensos

 Ismael Quintana

belleza-y-salud-1480358w620

Ubicación

Av. Busch Nº978

Horarios de Atención:

Lunes a Viernes
8:30 a 13:00
15:00 a 19:00

Sabados
8:30 a 13:00
15:00 a 17:00

Detiqueta