Que un invitado llegue muy retrasado supone una complicación extra para los anfitriones. Siempre surge el dilema de cuanto tiempo es correcto retrasar la comida sin que sea una desconsideración hacia los que fueron puntuales.

Llegado ese momento en el que ya no se puede esperar más el inicio de la comida, los anfitriones deben explicar al resto de los comensales que hay algún invitado que no ha llegado todavía y que por esa razón queda algún sitio en la mesa sin ocupar.

Si a la llegada del segundo plato el invitado retrasado sigue sin llegar lo adecuado es retirar la silla y el servicio y solicitar de forma discreta a los comensales sentados a ambos lados que se junten ligeramente.

Y si el invitado llega todavía más tarde lo más acertado es abrir un hueco en uno de los extremos de la mesa que es donde va a resultar más sencillo acomodarle.

 Ismael Quintana

LAIMPUNTUALIDAD_SLIDERS

 

Ubicación

Av. Busch Nº978

Horarios de Atención:

Lunes a Viernes
8:30 a 13:00
15:00 a 19:00

Sabados
8:30 a 13:00
15:00 a 17:00

Detiqueta